Las leyes de la acción y la atracción para conseguir tus objetivos

cursos coaching antiaging emocional personal nutricional Las leyes de la acción y la atracción para conseguir tus objetivos Madrid

¿Sabes lo que quieres? Ésa debería ser tu principal prioridad en la vida. Deja de buscar la felicidad como un ciego que anda a tientas. Deja de probar cosas nuevas. Deja de vivir la vida como una suma infinita de experiencias. Deja de tratar de divertirte en todo momento. Y sobre todo, deja de entretenerte. Quien busca entretenerse es porque se aburre con facilidad, y eso significa que dentro de sí no hay mucho. Es poca cosa.

La respuesta nunca está en el exterior. No intentes dar sentido a tu vida en tu pareja, ni en tu familia, ni en otras personas. Eso son chantajes emocionales auto impuestos. No hemos venido a esta vida a ser mártires, sino a redimirnos. No busques fuera, sino dentro de ti. ¿Qué deseas? Pregúntatelo sin pensar en tus circunstancias actuales ni en la gente que, supuestamente, depende de ti. No es una respuesta sencilla. Concéntrate, porque en ello te va la vida.

Una vez que sepas qué es lo que quieres, debes saber que hay dos formas de conseguirlo:

1. Dirigirte hacia tu objetivo (ley de la acción).
2. Dejar que tu objetivo te alcance (ley de la atracción).

Normalmente nos pasamos la vida en una tierra de nadie, sin pisar ninguna de las dos fronteras que activan los mecanismos para que las cosas sucedan, es decir, sin “hacer” ni “dejar hacer”.

La ley de la acción (hacer) es aquélla mediante la cual forzamos la realidad para que actúe según nuestra conveniencia. Para ello se requiere disciplina, trabajo y constancia. Con estas tres virtudes prácticamente puede conseguirse cualquier cobjetivo que nos marquemos, aunque a veces la vida sea injusta con quienes mejor cultivan sus tierras.

Con la ley de la atracción (no hacer, o wu wei en la filosofía china), en cambio, nos ponemos en sintonía con el universo de manera que no ejerzamos ninguna resistencia. Esta resistencia, resultado de numerosas actividades desordenadas e incómodas en nuestra vida, es la que repele la armonía del universo, aislándonos de sus bondades. Hay quien lo llama mala suerte, pasar por una mala época, etc. Sin embargo, es posible darle una solución, y es muy simple:

a) Deshazte de todas aquellas cuestiones de tu vida que te desagradan, que te lastran, que te pesan en el alma.
b) Pon orden en tu vida. Después de haberte deshecho de lo accidental, ordena lo esencial. Haz ejercicio, cuida tu higiene, mantén un aspecto saludable, limpia tu casa, pasea, disfrutra de tus amigos, visita a tu familia. Pero hazlo todo tratando de que te beneficie emocinalmente, no al contrario.

Ambas leyes, la de la acción y la de la atracción, no son incompatibles, sino que ambas se refuerzan entre sí. Haz, pero de forma ordenada. Verás que con el (poco) paso del tiempo, las cosas empezarán a irte mucho mejor. Verás cómo oportunidades antes impensables, te surgen al paso con naturalidad.

Habrá gente que admire la suerte que has tenido, pero sólo tú sabrás que no ha sido suerte. Es atracción.

Join the Conversation